sábado, junio 21, 2008

Victor Coyote en La Pequeña Bety

El 29 de mayo estuve en La Pequeña Bety viendo la actuación de Victor Coyote, el veterano músico que comenzó su carrera musical en 1981, en los tiempos de la ‘movida madrileña’. Comenzó con su grupo, los Coyotes, que mezclaban el rock chulesco con influencias tales como el Calipso, la New Wave, la Rumba o el Funky. Entre mediados y finales de los ochenta editó una serie de discos inclasificables, frescos, intensos y bailables, como “De color de rosa” o “Las calientes noches del barrio”.


Fue un concierto cercano, extrovertido, desprejuiciado, vitalista y lleno de un humor muy gallego, donde presentó su nuevo disco ¿A qué viene ahora silbar?” que combina referentes nuevaoleros y rockeros con otros en la onda tex-mex o puramente latina, con temas como "Azcona 16", "Bastante, Bastante" y "Yo, que creo en el diablo".

6 comentarios:

conxa dijo...

cuando averigue quien es el coyote, te digo cosas.

Masmi dijo...

No escuchaste canciones de Los Coyotes en los 80? Voy a buscar alguna cosa y te lo paso, a ver que te parecen.

miracle dijo...

A mi me pillo muy joven lo de los 80 ni idea... (vale no es excusa por que ya te dije que era fan de Tequila y cuando yo nací ni debían existir...)

Humor gallego??? eso me ha desconcertado...

Masmi dijo...

Con lo del humor te he dado, lo que llaman retranca :-)
Lo que pasa es que no fueron tan famosos como Tequila.

Nora dijo...

Buenas, buenas! jajajaja
No sè de què me rio porque debo a poyar las pompis y hacer una cantidad de tarea que dejè pendiente por tanta diversiòn jajajaja. Es que cuando tengo permiso en el geriàtrico me descontrolo y luego debo atenerme a las consecuencias jajajaja.

Època de los 80, què darìa por volver a vivir esos tiempos locos!
Besitos con sabor a dulce de leche!

Masmi dijo...

Ay si! Ahora se te acumulo una buena cantidad de post para comentar. Pero bueno, poquito a poquito se ira haciendo ;-)
A mi también me habría gustado estar en Madrid por aquellos años, con algunos años mas de los que tenía.
Muchos besis