miércoles, septiembre 30, 2009

Selva Negra (IX): Haslach

El día siguiente me levanté pronto para coger el tren Schwarzwaldbahn hasta llegar a Haslach, una pequeña población de unos 7.000 habitantes que también se encuentra en el valle del Kinzig. La mañana estaba fresca y algo lluviosa, y llegué cuando estaban montando un mercadillo en sus calles.


Haslach es una ciudad muy antigua. Fragmentos de cerámica, un altar de piedra, y los restos de una tumba romana hacen sospechar que se constituyo en el momento de la construcción de la carretera militar romana a través del valle Kinzig (alrededor del 74 dC). En la plaza hay una preciosa estatua de San Sebastian, patrono de la localidad.


Tras el declive de la minería de plata en el siglo XVI se convirtió en centro de artesanía y comercio. Durante la Guerra de Sucesión Española fue completamente incendiada en 1704 y el trazado medieval de la ciudad fue sustituido por las tradicionales edificios de madera del sur de Alemania.
Una placa en el Markthalle recuerda a las víctimas de los campos de concentración Schirmeck y Natzweiler-Struthof, que sufrieron trabajos forzados durante la dictadura nazi.


El monasterio de los capuchinos, Kapuzinerkloster, fue construido entre 1630-1632 por el conde Christoph II von Furstenberg, en medio de la guerra de los treinta años. En 1660 se construyó la capilla del Loreto, inspirada en el santuario del Loreto en Italia. Esa mañana la estaban decorando para una boda.


Junto al monasterio esta el Schwarzwälder Trachtenmuseum, el museo del traje de la selva negra, que fue abierto en 1980. Un pequeño museo, pero montado con mucho gusto, que recoge la historia y la evolución de los trajes típicos de la selva negra y sus zonas periféricas.


Se desarrollaron en la selva negra una gran variedad de trajes para los agricultores y para los habitantes de las ciudades. Y son muy llamativos los sombreros, por ejemplo el Bollenhut, un sombrero de paja de ala ancha, con 14 llamativas bolas de lana cosidas en su parte superior, que son rojas para las mujeres solteras y negras para las casadas. O las coronas de novia "Schäppel" que están decoradas con abundantes perlas, cuentas de vidrio, espejos y cintas y papel rosa.


Y también los vestidos de los personajes típicos del carnaval como el "Federhansel", una especie de encarnación del diablo, o el "maestro de los locos" "Narrenmeister" que recibe del alcalde las llaves y por lo tanto el "gobierno" de la ciudad. Una parte muy importante de su vestuario son las máscaras de madera, ricamente talladas y pintadas a mano.

3 comentarios:

conxa dijo...

que pueblo mas chulo!!

Hay una foto en concreto que se ven muchas flores en las casas, al pie y en las ventanas...que maravilla.

Que viaje mas chulo has hecho!!

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Como vea BjOrk el traje de colorines de la penultiam foto, se lo queda.

Masmi dijo...

Conxa: he alucinado con la cantidad de casas adornadas con montones de flores que he visto, por todas partes. Una preciosidad.

Fanma: me lo tenias que poner 4 veces? jajajaja
Bjork compra el museo!!! :-D