jueves, octubre 01, 2009

FIB 2009 (V)

Me pasé un rato para ver un poco de la actuación de Klaus & Kinski, el dúo formado por Marina y Alejandro, que ya participaron en algunas ediciones de Proyecto Demo y este año han dado el salto definitivo a la primera fila del pop nacional con su estupendo disco "Tu hoguera está ardiendo". Marina contó chistes sobre el vendaval del viernes del festival con su humor habitual llegando a decir “No está mal ser mártir en el FIB. Morir en el FIB no estaría tan mal”.


Y luego estuve disfrutando con la actuación de Calexico, que representan como nadie la querencia bien entendida por los sonidos fronterizos. Su extensa trayectoria está cargada de discos increíbles que muestran el nivel de calidad en el que tiene puesto el listón Joey Burns y John Convertino.


Su último disco “Carried To Lust” está repleto de música emotiva y visual, cargada de emociones e imágenes en las que se pueden vislumbrar carreteras, atardeceres, duelos y amores furtivos. Pude ver a DePedro tocando con ellos, como lo hace últimamente, y hasta interpretar uno de sus temas, y también la infalible versión de ‘Alone Again Or’ de Love, habitual de su repertorio.


Y luego estuve un momento viendo a David Kitt, un cantautor irlandés buen amigo de The Magic Numbers, que se encuentre entre el folk y el rock, con leves trazos electrónicos, y que lo mismo hace versiones de Thin Lizzy como de Sonic Youth.

2 comentarios:

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Que buena la frase de KK

Masmi dijo...

Marina dice cosas geniales en los conciertos :-)