miércoles, mayo 26, 2010

Italia (VI): Padua

Después de comer fui hasta Padua (en italiano Padova). Capital de la provincia homónima, situada al suroeste de la región del Véneto a 40 km al oeste de Venecia. Su periodo de máximo esplendor económico y artístico comenzó en el siglo XIV con la señoría de los Carraresi, que perduró hasta principios del siglo siguiente.


Lo primero que visité el fue Prato della Valle, plaza de época napoleónica que una de las más extensas de Italia y Europa con una superficie de 88.620 m². El año pasado estuve en Freudenstadt y me quedé impresionado con su plaza, que es la mas grande de Alemania, pero he buscado información y he visto que tiene 47.000 m².


La estructura actual se remonta al siglo XVIII y se caracteriza por la isla elíptica central llamada Isla Memmia (20.000 m²), rodeada por un canal en cuyas orillas hay un doble anillo de estatuas, la mayor parte de las cuales representan a personajes ilustres de la historia civil y cultural de Padua.


En una esquina de la plaza está la Basílica de la Abadía de Santa Giustina, que data en su forma actual del siglo XVII. Fundada en el siglo VI en la tumba de Santa Justina de Padua por el prefecto del pretorio Venanzio Opilione, desde el siglo XV es un importante centro monástico.


Y de ahí fui hasta la Basílica de San Antonio de Padua, obra monumental dedicada al famoso franciscano portugués, nacido en Lisboa en 1195 y muerto en Padua en 1231 convirtiéndola en un importante referente turístico en la región. San Antonio de Padua es la persona más rápidamente canonizada por la Iglesia católica: 352 días después de su fallecimiento, el 30 de mayo de 1232. Numerosos episodios sobrenaturales le son atribuidos, como la bilocación, ser entendido y comprendido por los peces cuando las personas despreciaron sus predicaciones o de cargar en sus brazos al niño Jesús durante una noche.


En 1263 se le dedicó la basílica que conserva sus restos. Treinta años después de su muerte, el sarcófago donde se encontraba su cadáver fue abierto. Se cuenta que aunque todo su cuerpo estaba ya corrupto la lengua no, lo que provocó una nueva oleada de devoción. El edificio es conocido también por su complejidad arquitectónica: en él viven juntos en armonía diferentes estilos, como el románico, el gótico y el barroco. Al exterior, tiene ocho cúpulas que se pueden ver desde lejos en el centro de la ciudad, y torres campanarios de estilo oriental.


Seguí paseando por la ciudad hasta que llegué a las Piazza de la Fruta y delle Erbe, que están llenas de terrazas donde tomar el aperitivo, y donde pude probar el spritz, que es un aperitivo alcohólico cuyo nacimiento se remonta a los tiempos de la dominación austro-húngara en el Véneto. No existe una única composición para el spritz, por lo que graduación alcohólica es variable, pero podemos estimar que se encuentra alrededor del 15%. El denominador común entre las variantes es, sin duda, la presencia del vino blanco seco y de agua mineral con gas o agua de seltz (se puede utilizar también tónica), que debe de ser al menos entre el 40% y el 30% respectivamente. El 30% restante es completado con diferentes bebidas alcohólicas. En Padua se prepara añadiendo a la base de vino y el seltz, Campari, Aperol o Cynar y añadiendo una rodaja de limón, de naranja o una aceituna.

9 comentarios:

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Tremenda padua, y tremenda la plaza. Lo del aperitivo...que quieres que te diga? que la primera noticia, ya me vale, con la de veces que he estado en Italia.

Y sobre todo, me pregunto que le pasaba al chico de la quinta foto. Para mi que le estaba dejando la novia.

Masmi dijo...

Creo que lo del aperitivo es sobre todo por el norte de Italia. Así que ya sabes, la próxima vez que vayas por allí no te lo puedes perder!

Al de la foto, no se si es eso, o que me vio haciendo la foto y no le apetecía salir :-)

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

He estado en Venecia dos veces y en Toscana y no he salido de la birra a la spina y el vinito. Nada, no me disculpes.

Masmi dijo...

No lo conocías, pero la próxima vez tienes que probarlo.

marisa dijo...

si,si tenemos que volver a Italia. Padua me ha encantado!!!

Masmi dijo...

Tenéis que ir por Emilia-Romaña y el Veneto.

Adolfo dijo...

Por cierto me gustan tus fotos

Adolfo dijo...

Hola: de todos en modos en Padua faltaría poner su joya, que es la capilla de los Scrovegni, la llamada capilla sixtina del arte gótico de Giotto, casi nada, si gusta el arte.
Saludos

Masmi dijo...

Muchas gracias Adolfo.
Me habría gustado mucho ver la capilla, pero cuando llegué ya estaba cerrada.