domingo, mayo 16, 2010

Italia (IV): Bolonia

Ya por la tarde pasé por la Catedral de San Pietro, cuyo interior es decididamente barroco, dando la impresión de grandeza majestuosa, y donde se encuentra el increíble conjunto escultórico "Lamentación sobre Cristo muerto" obra de Alfonso Lombardi, donde se muestra como continuador de la tradición emiliana de la escultura en terracota.


Continué paseando hasta llegar a la iglesia de San Francisco, del siglo XIII (a pesar de que ha sido objeto de importantes intervenciones en el siglo XIX y después de la Segunda Guerra Mundial), fue el primer ejemplo de gótico francés en Italia, y frente la que están las tumbas de los glossatori, un grupo de juristas vinculado a la recepción del Derecho Romano Justinianeo en occidente, que se desarrolló desde fines del siglo XI, hasta mediados del siglo XIII.


Y luego me dirigí al Santuario della Madonna di San Luca, partiendo de la Porta Saragozza a través de una larga y característica columnata para luego subir la pendiente hasta el santuario. La calle que, subiendo por la colina de la Guardia, lleva al santuario, fue inicialmente empedrada en 1589 por el gobierno de la ciudad. Con el aumento de número de peregrinos, se decidió construir un larguísimo pórtico, para proteger a los peregrinos de la lluvia. El pórtico consta de 666 arcos y 15 capillas: con sus 3,796 km parece ser el pórtico más largo del mundo. Según algunos observadores no seria casual el hecho que esté compuesto exactamente por 666 arcos: el número diabólico habría sido usado para indicar que el pórtico simboliza la "serpiente", o sea el Demonio, tanto por su forma como porque, terminando a los pies de santuario, recuerda la tradicional iconografía del Diablo derrotado y aplastado por la Virgen bajo su talón.


El santuario, dedicado al culto católico mariano, está ubicado sobre el Colle della Guardia, un promontorio cubierto parcialmente por bosques alrededor de 300 metros sobre el nivel del mar, al suroeste del centro histórico de la ciudad. El interior es caracterizado por una planta elíptica sobre la cual está inserta una cruz griega y presenta un presbiterio elevado, sobre cuyo pináculo se encuentra el ícono de la Virgen con el Niño.


Es un importante santuario en el historia boloñesa, desde sus orígenes la meta de un peregrinaje para venerar el ícono del la Virgen con el niño llamado de San Luca. El estilo dominante es el barroco, presente en las formas y volúmenes curvilíneos alternados en continuas protuberancias y huecos.

4 comentarios:

JAAC dijo...

Otra de las cosas que nos quedan por ver el Bolonia... llegar hasta arriba paseando.

Masmi dijo...

Es una excursión que vale la pena, eso si, ir preparados pare el paseito cuesta arriba :-)

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

asi que estos son los famosos 666 arcos??

Masmi dijo...

Estos son. Todos seguiditos hasta llegar al santuario :-)