martes, julio 21, 2009

Tibidabo

El domingo, después del festival, quedé con Gise. Estuvimos comiendo en un estupendo argentino, y después subimos al Tibidabo. Para hacerlo cogimos el funicular, el primer transporte de estas características que funcionó en España, siendo inaugurado 29 de octubre de 1901. Su recorrido tiene una longitud de 1152 metros, pasando de los 275 a los 501 metros de altura, con una pendiente máxima del 25%.


Nada mas llegar arriba nos encontramos con el Templo Expiatorio del Sagrado Corazón. Esta iglesia, debido a su diseño y su ubicación en lo alto de la montaña, y por supuesto su nombre, recuerdan a la Basílica del Sacré Cœur del barrio parisino de Montmartre. Es obra del arquitecto Enric Sagnier i Villavecchia y finalizada por su hijo Josep Maria Sagnier i Vidal. Su construcción se prolongó de 1902 a 1961.


El aspecto exterior del templo es el de un recinto amurallado fortificado de piedra de Montjuïc, presidido por un monumental templo neogótico con una doble escalinata de aire monumental. El conjunto está formado por una cripta inferior y la iglesia superior, con planta central con cúpula sobre ocho columnas. El interior está dividido en tres naves con ábsides semicirculares, con vidrieras y cuatro rosetones en las fachadas.


El parque se encuentra en la sierra de Collserola, que es una prolongación de la Cordillera Litoral catalana, desde donde se disfrutan de una vistas increíbles de la ciudad. Encima del "Turó de la Vilana", a 445 m de altitud, se alza la Torre de Collserola, torre de telecomunicaciones inaugurada en 1992 con el motivo de los Juegos Olímpicos.
La montaña del Tibidabo comenzó a ser urbanizada a finales del siglo XIX, por iniciativa del doctor Salvador Andreu, propietario de un laboratorio farmacéutico que producía las famosas "Pastillas del Dr. Andreu". A principios del siglo XX se abrió la Avenida del Tibidabo, que rápidamente se convirtió en zona de la clase alta barcelonesa, jalonándose de bellos edificios de estilo modernista construidos por los mejores arquitectos de la época.
El nombre del Tibidabo proviene de unos versículos de la Biblia Vulgata: "et ait ei tibi dabo potestatem hanc universam et gloriam illorum quia mihi tradita sunt et cui volo do illa" — "Y le dijo el diablo: Te daré todo el poder y la gloria de estos reinos, porque a mí me ha sido entregado y se lo doy a quien quiero." (Lucas 4:6). Esta frase la dice el diablo a Jesús desde una gran altura, mostrándole los reinos de la Tierra.


El Parque de Atracciones del Tibidabo es el parque de atracciones más viejo de España y uno de los más viejos del mundo. Fue creado en 1899, siendo por entonces un parque de ocio privado. Fue inaugurado en 1901 junto con el Tranvía Blau i el Funicular. Entre las atracciones históricas se conserva l'Avió (El avión), construido en 1928, una atracción tan mítica que es empleada en el propio logotipo del parque, y que además es una réplica del modelo de avión que realizó el primer viaje entre Barcelona y Madrid.


Otras de sus atracciones más conocidas son la noria, la Atalaya, el Hotel Kruger, el Pèndol (un brazo que cae desde 38 m de altura desplazándose en efecto péndulo), y el Dididado (un cine con capacidad para 70 personas donde se puede disfrutar de una película en 4D, (con efectos de luz, sonido, aire y agua)
Me gustó mucho este parque, por sus preciosas atracciones antiguas, que no pretenden provocar sobresaltos a los que suben a ellas.


Y por supuesto no podíamos dejar de entrar en el Museo de Autómatas, con más de 40 piezas de los siglos XIX y XX. Una auténtica joya. La colección procede del fundador del parque y durante muchos años estuvo dentro del parque de atracciones, por lo que la única manera de poder visitarlo era pagando la entrada para acceder al recinto, pero ahora ya no es necesario, y se puede visitar independientemente.
Las piezas que se exhiben se diferencian claramente en dos tipos; los autómatas propiamente dichos y los dioramas. Los primeros son las estrellas del museo, no en vano algunos de los androides que allí se exponen son realmente antiguos, destacando las piezas mas antigua, El guitarrista y un negrito de Nueva Orleans, de 1880. Algunos autómatas reproducen el cuerpo humano entero, mientras que otros o hacen únicamente del busto, como es el caso de La Moños, una gitana impresionante por sus movimientos que muestra las cartas del tarot.


Lo mejor de todo es que estos autómatas están en perfecto estado de funcionamiento y presionando un botón podemos ponerlos en marcha. Todos se mueven lentamente, abriendo ojos y boca al compás de melodías típicamente circenses.
Por otra parte están los dioramas, que reproducen temas tan variopintos como un baile de chotis, una ópera, el país de las hadas o el infierno.
También podemos encontrar futbolines y máquinas de recreo, siendo el más curioso uno que se llama match de football de finales de siglo XIX o una báscula en la que se pesó Alfonso XIII y que sigue en perfecto estado, de lo que puedo dar fe.

12 comentarios:

JAAC dijo...

Los funiculares siempre son divertidos, ver cómo es capaz de mantener la velocidad tanto subiendo como bajando con esa pendiente. Hace poco hemos probado tres, uno en Bilbao y dos en Bergamo.

Se parece al Sacré Cœur de París en la localización más que nada, ¿eh? porque las cúpulas de la de allí son más islámicas. De hecho, inicialmente no gustó a los parisinos por su parecido con una mezquita.

Los parques de atracciones siempre son una pasada... aunque eso de que las atracciones son tranquilas le quita parte del encanto :-p La colección de autómatas ha pasado a estar en la lista de cosas que visitar.

Te recomiendo, ya que dices que te gustan los parques de atracciones tranquilos y antiguos, el del monte Igueldo de San Sebastián.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

je je je como me gustan los automatas. Sobre todo la señora de las palmas y las coletas.

Masmi dijo...

JAAC: Es genial subirse a un funicular, no veas como disfrutaron los niños que iban con nosotros.
Se parece en la localización y en el nombre, jejeje
Es que a mi no me gustan las emociones fuertes, por eso me gustó mucho este parque.
Me apunto el del monte Igueldo. Además ir a San Sebastian es siempre un placer. Tu tiens que ir a ver los autómatas ;-)

Fanma: los automatas son impresionantes! La que tu dices es La Moños. Estuvimos un buen rato embobados mirándola.

conxa dijo...

era tan pequeña cuando fui que o receurdo nada de nada, tendré que volver algun día.

Masmi dijo...

Yo no había estado nunca, y vale la pena. Tendrás que volver a ir.

Blanca dijo...

Fantástico reportaje. Me lo apunto por si algún día voy por allí.
Un abrazo.

Masmi dijo...

Blanca: Muchas gracias. Cuando vayas a Barcelona te tienes que pasar por allí.
Un beso

cansadousa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
cansadousa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
cansadousa dijo...

Ya he solucionado mi duda. Siento las molestias.

Un saludo!

http://esasevilla.blogspot.com/

Masmi dijo...

No era ninguna molestia.
No he podido ver tu comentario antes, me alegro que ya hayas conseguido lo que buscabas.
Un saludo

Anónimo dijo...

Hi! Mi nombre es Wilson Souphom y soy de Tostón, EE.UU. . Tengo un sitio web acerca de Préstamo Para carta de despido en California. Voy a poner un enlace a mi blog sobre Auto Equity Loan Bank Of America a tu blog. auto title loans