jueves, julio 02, 2009

Primavera Sound 2009 (VI)

Terminé mi primer día de conciertos viendo a The Horrors, los londinenses que se presentaron como siempre de negro riguroso. Se dieron a conocer hace un par de años con su disco de debut, "Strange House", que hizo que se convirtieran en los niños mimados del rock británico. Muy aplaudido por unos y muy criticado por otros.


Ahora acaban de publicar "Primary Colours", un disco producido por Geoff Barrow (Portishead) y Chris Cunningham y en el que se presentan más oscuros, atmosféricos e intrigantes. Tal vez por la hora a la que tocaron se mostraron un tanto anodinos, muchas de sus canciones sonaron sin afilar. Ellos se quejaban del sonido y pedían más volumen, pero tal vez era a ellos a los que les faltaba intensidad.


El viernes lo comencé en el Auditorí, viendo la actuación de Damien Jurado, un cantautor originario de Seatte, torturado e hipersensible, que se ha convertido en el portavoz de los relatos trágicos y las canciones que acaban mal. Acaba de publicar "Caught In The Trees", álbum mas abierto sin reparos al rock.


Y después estuve viendo a Crystal Stilts, el cuarteto de Brooklyn que unen el sonido de Jesus & Mary Chain, con el rock de los años cincuenta y, como no, el punk epiléptico de Joy Division (la voz del cantante Bragg Hargert recuerda poderosamente a la de Ian Curtis). Rock correoso con conexiones al garage y al art-punk.


Se han presentado con un intenso álbum de debut, "Alight Of Night", que les ha convertido en una de las bandas favoritas de las publicaciones musicales. Consiguieron abarrotar el escenario Pitchfork a pesar de lo temprano de la hora, y dieron una lección de indie rock sucio, mirando de frente a todo el legado del que beben.

2 comentarios:

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Love is a way de los Cristal me encanta!!!

Masmi dijo...

Suenan muy bien, y la mezcla entre la voz oscura y las guitarras brillantes está genial.