martes, julio 07, 2009

Primavera Sound 2009 (IX)

Después tuve que hacer una larguísima cola para poder volver a entrar al Auditori, ya que todos queríamos vivir una de las experiencias sonoras mas brutales de nuestra vida. Meter dentro de un recinto cerrado a la apisonadora noise de My Bloody Valentine. Este fue el momento cuando los tapones para los oídos que se repartían a la entrada al concierto se hicieron imprescindibles, aunque vi a algunos valientes que intentaron aguantar toda la actuación sin ponérselos.


Si el concierto del jueves fue inmenso, no tengo palabras para explicar lo que se vivió en el Auditori. Fue algo mágico, con un sonido muy mejorado al del día anterior y que hacía vibrar los asientos, el cuerpo y hasta el aire. Toda una prueba de resistencia para la estructura del edificio.


Luego me fui a ver a Jarvis Cocker, el músico de Sheffield que fue líder de Pulp durante más de dos décadas y uno de los iconos más reconocibles del pop británico durante los noventa. En 2006 decidió probar fortuna en solitario con "Jarvis", álbum con el que perfeccionó su condición de ácido heredero de Ray Davies. Sus canciones, elegantes y románticas, han pasado por las manos de Nancy Sinatra y Marianne Faithfull. Inquieto formó el proyecto electrónico Relaxed Muscle junto a Richard Hawley, colaboró con Charlotte Gainsbourg, participó en el homenaje a Leonard Cohen e incluso compuso temas para la banda sonora de Harry Potter.


En esta ocasión vino a presentar su segundo disco en solitario, un álbum que suena más fuerte y más rock. Un conciertazo, sonó duro y con mucho protagonismo para las guitarras, que a ratos recordaban al postpunk de Gang of Four o Wire. Cocker estuvo espléndido, activo y generoso. En un momento le tiraron una pancarta rollo fan adolescente ("Jarvis tío bueno"), y se la puso en plan capa, describiéndose como "un superhéroe de mediana edad".


Y después me fui a ver la actuación de Saint Etienne, que acaban de publicar "London Conversations", álbum en el que resumen sus grandes éxitos y dan buena cuenta de casi dos décadas de himnos sintéticos de pop electrónico. Se unieron al ambiente festivo y las ganas de bailar del publico y dieron un concierto de hits muy bien recibido, y es que no faltó ninguno: ‘Heart Failed’, ‘Only Love Can Break Your Heart’, ‘Who Do You Think You Are’… y por supuesto el himno indie ‘He’s On The Phone’.

2 comentarios:

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Hum... st Etienne....me gustaría verlos.

Masmi dijo...

Te encantarían, tienen auténticos temazos pop!