lunes, diciembre 18, 2006

Viaje a Benelux 2006 - Bruselas (XIX)

Al vuelta a Bruselas entramos por el barrio de las comunidades europeas, donde están los edificios de las instituciones comunitarias. Mientras esperábamos a que las chicas se cambiaran, nos tomamos unas cervezas en un bar junto al apartamento. Yo me tomé una Jupiler, una pils que es otra de las mas comunes de Bélgica.


Fuimos a comer a la Grande Place, y así de paso verla con la luz del día, que la vez anterior llegamos de noche. No deja de impresionarme, es una plaza preciosa y llena de vida, siempre hay un montón de gente yendo de aquí para allá.


Fuimos a un restaurante que nos habían recomendado, justo en la Grande Place, el T'Kelderke. Un sitio muy chulo, la comida muy rica y a un buen precio, para estar en el sitio donde está.


Después de comer, que nos dieron las 5 y media, dimos un paseo por los alrededores y comenzamos una ruta cervecera. En primer lugar me tomé una Orval, cerveza trapense de alta fermentación, plena, ambar y amarga y contenido de alcohol 6,2º; y luego una Faro Lambic Lindemans. Las cervezas "lambic" sólo se fabrican en una zona de Bélgica y su peculiaridad es que no le añaden levaduras sino que usan las presentes en el aire de ese valle. Es decir, es una cerveza de fermentación espontánea. De hecho las fábricas de cerveza 'lambic' están exentas de limpiar (legalmente). A la Faro se le a;ade azucar y otras especias que la hace muy agradable al paladar.


Llegamos a la zona de Saint-Gery y por ahí me tomé una Palm, de color ámbar y una graduación habitual de 5,2º; y una Duchesse de Bourgogne, una cerveza oscura rojiza, con un sabor aspero con un toque de fruta y 6,2º de alcohol, ademas viene en una botella muy bonita. Vimos la furgoneta de una tienda de vinos españoles que se llama "La Buena Vida".


Las siguientes cervezas en caer fueron Trappistes Rochefort 10, de color oscuro, rojo-marrón, cuerpo rotundo y paladar especiado, se caracteriza por la densa corona de espuma de color tostado y su graduación es de 11,5º; Delirium Tremens, de color oro viejo y de aspecto ligeramente turbio, espuma beis, cremosa y adherente, 9º de alcohol y una botella curiosa, en 1997 fue elegida mejor cerveza del mundo; y Ramée Amber, tostada, brillante, de espuma fina y densa, sabor amargo con un toque afrutado y 7,5º de alcohol.


Ya se nos había hecho la 1 de la madrugada y cogimos un taxi para ir a la zona de Saint-Boniface, que está cerca de donde teniamos el apartamento, y está llena de bares y restaurantes. Nos habían recomendado uno, L'ultim Atom y fuimos a ese. Un sitio chulísimo, muy recomendable si vais a Bruselas. Tienen un gran surtido de cervezas en botellas de 3/4 de litro. Allí me tome una Bon Secours, una cerveza artesanal, muy pesada, no filtrada y 8º de alcohol.
Mi amigos se tomaron un chocolate, que se lo sirvieron de una manera muy original. Un vaso de leche caliente y un cuenco con perlas de chocolate puro para disolverlas en la leche. Estaba riquísimo.

9 comentarios:

Fanmakimaki dijo...

Hijo, que rico. Me estabh relamiendo.

Masmi dijo...

No veas lo buenísimo que estaba.

Anónimo dijo...

pero chiquillo, ¿te quedó alguna cerveza por probar?
marisa

Masmi dijo...

Alguna quedo, pero me esforcé todo lo que pude en probar las máximas ;-)

Fanmakimaki dijo...

Marisa no disimules que nosotros hicimos lo mismo pero sin fotos.

Masmi dijo...

Jejeje, es que hay que aprovechar el viaje. Comer y beber toda la cerveza que se pueda.

Fanmakimaki dijo...

Toa toa.

Adhará dijo...

Mira que eres alcoholico, te lo digo enserio, no conozco a nadie que beba tanto como tu.....

Cuidadín con el hígado

Masmi dijo...

Descuida, me cuido, me cuido ;-)