miércoles, noviembre 19, 2008

Luke Leighfield en Moby Dick

El 6 de noviembre fui a Moby Dick a ver el concierto de Luke Leighfield, el niño prodigio de Upton Upon Severn, Southampton, que es uno de los más precoces y divertidos compositores y teclistas del Reino Unido. Empezó a tocar el piano con cuatro años. Ya en la adolescencia formó parte de un par de grupos que le hicieron decantarse por la composición para piano. En 2006 graba su álbum debut "Garde ta foy, garde te foi" junto al baterista Dan Halliday, y recientemente ha publicado "Fan the flames" y ha comenzado a girar y dar conciertos por toda Europa.


Los críticos musicales dicen que se le podría definir como un Ben Folds con una voz y una forma de cantar cercana a los trovadores urbanos como Ray Davies o Billy Bragg.
Luke se ha recorrido Inglaterra junto a su colega Sam Isaac para tocar en las casas de la gente que estaba dispuesta a pagarle la gasolina y darle de comer. Tiene fama de saltar, bailar y aporrear el piano hasta que le sale humo, pero en esta ocasión estaba muy tranquilo. Tal vez fuera porque, como nos explico mezclando inglés y un poquito de castellano, había madrugado mucho para ir al aeropuerto y estaba bastante cansado.

7 comentarios:

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Una especie de Mozart!!

miracle dijo...

Seguro que este si tenia piano en casa...
Me ha hecho gracia eso de que ha empezado a girar, me ha recordado una canción de MegaAfonia (que ya se que no conoces...)

Masmi dijo...

Fanma: si! un talento precoz.

Miracles: seguro que si, aprendió a tocarlo desde pequeñito.
No, no conozco a MegaAfonia :-S

Miho Sakato dijo...

thank you masmi!
i send you my new sticker.

i go to Barcelona tomorrow!!!

besos
sakato

Masmi dijo...

Ohhhh, thank you so much!!!!

To Barcelona!!!! wow
We are waiting for you someday in Madrid!! ;-)

Besos

conxa dijo...

con solo cuatro añitos!!

Pues (digo yo) que sería una pena que ya que vas a verle que estuviera cansado y no aporreara hasta echar humo,no???

Masmi dijo...

Pues si, fue una pena. Estuvo muy tranquilito, para toda la marcha que yo esperaba. Tendré que ir a verle otra vez a ver si viene mas descansado y marchoso, jejeje