jueves, junio 03, 2010

Italia (IX): Verona

Verona está rodeada de colinas y atrapada por un meandro del río Adige, que discurre por las regiones del norte de Italia de Trentino-Alto Adigio y Véneto, y desemboca en el mar Adriático. En una de esas colinas está Castel San Pietro, un edificio militar que se levanta sobre la colina de San Pietro, en una meseta que en la época romana albergaba un templo conectado al Teatro romano.


Con la conquista del valle del río Po, alrededor del año 300 antes de Cristo, el territorio de Verona quedó bajo el Imperio Romano. La ciudad se convirtió en colonia romana en el año 89 a.c. y municipium en el 49 a.c.


El Teatro Romano fue construido a finales de los Siglo I a.c., período en el que edificó la colina de San Pietro. Antes de que fuera construido, y tras construir los puentes Pietra y Postumio, se levantaron los diques junto al Adige, para defender al teatro de una posible inundación. Hoy en día sólo son visibles restos de la obra, porque además de los efectos del paso del tiempo y los sucesos naturales, fue enterrado por la construcción de otros edificios. Sólo en torno al 1830 estos edificios fueron demolidos para iniciar los trabajos de restauración del monumento. Es considerado el mayor teatro romano en el norte Italia.


Terminé el día visitando la Cattedralle di Santa Maria Assunta, que se levantó después de que dos iglesias paleocristianas emplazadas en el mismo lugar fueran destruidas por un terremoto en el año 1117. Destaca la portada principal de estilo románico lombardo decorada con esculturas y bajorrelieves del maestro Nicoló.

2 comentarios:

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

que buen uso hacen los italianos de los cipreses como árbol adorno. y cuanto miedo tenemos nosotros de él.

Masmi dijo...

es que esos miedos... con lo bonitos que son!