viernes, mayo 22, 2009

David Byrne en Teatro Lope de Vega

El 27 de abril fui al Teatro Lope de Vega a ver el concierto de David Byrne, el músico nacido en Escocia, aunque se ha criado entre Canadá y Estados Unidos. A mediados de los 70, junto con sus amigos Chris Frantz y Tina Weymouth formó el grupo Talking Heads. En junio de 1975 dieron su primer concierto en el club CBGB de Nueva York como teloneros de The Ramones y en diciembre de 1976 graban su primer sencillo titulado "Love Goes To Building On Fire/New Feeling", el cuál fue lanzado a la venta a principios de 1977. A la banda luego se le adhirió el guitarrista y teclista Jerry Harrison, quién ya había tocado para The Modern Lovers.


La banda continuaría en la misma línea en el disco "More Songs About Buildings And Food", al cuál se le integraba como productor el músico Brian Eno, que introdujo los sonidos del Afro-Beat influenciados por la banda nigeriana de Fela Kuti, de quienes Eno era un gran admirador, explorando poliritmos africanos, haciendo que más tarde Byrne se interesase en la música mundial.


Más de dos décadas y media después de editar el influyente "My Life in the Bush of Ghost" (1981), arriesgado álbum en el que elementos propios del pop, el funk y el post-punk colisionaban con percusiones de inspiración africana y voces tomadas prestadas de grabaciones o emisiones radiofónicas, Brian Eno y David Byrne han publicado su segundo álbum a medias que lleva por título "Everything That Happens Will Happen Today", donde el letrista Byrne ha puesto textos a la música de Eno hablando de contraponer a los horrores del mundo una idea de esperanza, con el amor convertido en dique.


Ahora ha venido a presentarnos estas canciones junto con las anteriores colaboraciones con Eno en la gira "Songs of David Byrne and Brian Eno tour", sin la presencia de Brian que no tiene ningún interés en tocar en directo. La puesta en escena fue tan simple como efectiva, con todos los músicos, coristas y bailarines vestidos de blanco. El espectáculo de mas de dos horas no bajo ni un segundo el listón rítmico, desde que sonaron "I zimbra" o "Help me somebody", hasta que llegaron los clásicos "Born under punches" y, especialmente, "Once in a lifetime", que pusieron a todo el mundo a bailar.

4 comentarios:

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Madre mia los tutús!!! Que fuerte!!!

Masmi dijo...

Eso fue para el fin de fiesta. Todos con falda. Lo que no se le ocurra a este hombre! :-)

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Madre mia, es que me ha dejado undershock.

Masmi dijo...

No veas lo bien que me lo pasé viéndoles :-)