jueves, noviembre 16, 2006

Viaje a Benelux 2006 - Luxemburgo (VII)

Pasamos por delante de una tienda de vinos y quesos que tenían una pinta estupenda, y tenía unas mesitas para tomar algo. Decidimos dejarlo para un poco mas tarde. Error, en Luxemburgo todo cierra muy pronto y cuando volvimos ya estaba cerrado y nos quedamos sin probar el queso.


Luego pasamos por delante del palacio del Gran Duque y del congreso de los diputados.


Esa parte de la ciudad tiene unas callejuelas muy chulas, con casas muy bonitas.


Pasamos también por el museo de arte contemporaneo.


Y llegamos a un mirador, en las ruinas de la fortaleza que dió origen a la ciudad, que tiene una vista estupenda de gran parte de la cuidad, del barrio bajo, que es muy bonito y de los distintos puentes que se han construido para atravesar el rio.



Por lo demas, Luxemburgo me pareció una ciudad bastante aburrida. Todo cierra prontísimo, y en los pocos bares o restaurantes que quedan abiertos se ve a gente trajeada hablando en distintos idiomas, que tienen pinta de ser funcionarios comunitarios o de diversos paises que han ido allí para tratar algun tema, y son lo que salen por la noche a cenar o tomar algo.
Entramos en uno de esos bares que tenía decoración chill-out.


Después de cenar ya nos fuimos de vuelta al hotel, para al día siguiente levantarnos pronto y emprender viaje a Bélgica.
El viaje de vuelta al hotel fue toda una aventura, cayó una tromba de agua que prácticamente no nos dejaba ver por donde ibamos, así que nos despistamos, y acabamos dando una vuelta por lo que parecía una carretera de circunvalación. Pero conseguimos llegar al hotel, aunque tardamos un poco más de lo normal.

3 comentarios:

Fanmakimaki dijo...

Me sorprenden esas casas como de pueblo. Es curioso. Luxemburgo es una ciudad aburrida. Mucha gente me lo ha dicho y tu me lo confirmas.

Masmi dijo...

Si, esa parte de casitas es muy chulo, pero la ciudad da para una visita de un dia y poco mas.

Fanmakimaki dijo...

Anotado..