sábado, octubre 04, 2008

Peñiscola

El 24 de agosto ya me fui de Barcelona, y de camino a casa paré en Peñiscola a comer.
Peñiscola es una localidad costera en la provincia de Castellón, que se sitúa en una península rocosa, en origen unida a tierra solamente por un istmo de arena, que hacía fácil su defensa y, que en tiempos antiguos, una semana al año se inundaba y el istmo quedaba sepultado bajo el agua del mar. Actualmente, debido a la construcción del puerto y de los edificios en el istmo, este curioso hecho ha desaparecido.


Sobre la peña se levanta su casco viejo, del que sobresale el castillo del Papa Luna, dividiendo la costa de Peñíscola en dos mitades absolutamente diferentes. Se trata de un recinto amurallado, murallas que Felipe II encargó al arquitecto militar italiano Giovanni Battista Antonelli, que fue quien las diseñó, siendo construidas entre 1576 y 1578.


A caballo entre los siglos XIV y XV, el Cisma de Occidente marcaría la historia de la Iglesia con la presencia simultánea de dos Papas. Uno de ellos fue Pedro Martínez de Luna, más conocido como el Papa Luna. Sustituyó a Clemente VII como Papa de Aviñón con el nombre de Benedicto XIII, al tiempo que otro Papa se instalaba en Roma con la obediencia de ingleses, alemanes e italianos. Desautorizado, el Papa Luna se autoexilió a Peñíscola donde entraba el 21 de julio de 1411 asentando allí la sede pontificia y convirtiendo su castillo en palacio y biblioteca pontificia.


Benedicto XIII nació en Illueca, un pueblo de Zaragoza dentro del reino de Aragón, era miembro de la familia Luna, una de las principales familias aragonesas, emparentada con arzobispos y reyes. Fue dedicado a la iglesia, como era tradición con los segundones de la casa de Luna. Fue nombrado cardenal por el papa Gregorio XI en los turbulentos años de la sede de Aviñón. Tras su muerte se eligió a Clemente VII, y don Pedro de Luna fue legado de este pontífice durante 16 años. A la muerte de Clemente VII (1394), don Pedro fue elegido pontífice por 20 votos de los 21 y tomó el nombre de Benedicto XIII.


Francia se opuso a este papa que no era tan influenciable y que además era súbdito de la Corona de Aragón. Se le presionó para que renunciara, a lo que se negó alegando un daño irreparable a la iglesia. Curiosamente, esta actitud suya sería la que la historia recordaría, surgiendo el dicho popular castellano de "Siguió en sus trece". Finalmente, las tesis conciliaristas triunfaron y fue depuesto en el concilio de Constanza dejando a Martín V como pontífice único en Roma. Don Pedro Martínez de Luna murió el 23 de mayo de 1423, a los 96 años, siendo nombrado su sucesor, Clemente VIII, el también aragonés Gil Sánchez Muñoz, segundo Papa de Peñíscola, gobernando entre 1424 y 1429. Su renuncia al cargo acabó con el Cisma de Occidente.
Tras el periodo pontificio Peñíscola regresa a la jurisdicción real, siendo una de las villas de realengo del Reino de Valencia.


El Templo Parroquial de Santa María de Peñíscola, anteriormente nombrada de la Virgen del Socorro, tiene tracería gótica del siglo XV en parte de ella y elementos arquitectónicos (ménsulas esculturadas) y puerta de tradición románica. En ella fue nombrado obispo Alonso de Borja o Borgia, que posteriormente sería elegido papa con el nombre de Calixto III.

12 comentarios:

Gise =) dijo...

Que bella ciudad!!! es preciosa, cuanta piedra en las casas y todas blancas y veraniegas...me al apunto como destino para conocer me encantó, y el color del mar una maravilla!!!!
Ahora todo lo que sabes de la vida de los Papas que has contado te la enseñaron cuando estudiabas para cura???? jajajajajaja!!!!!!! Buenisimo el post y lo dicho deberías hacer guias de turismo con tus explicaciones y tus fotos!!! Estas desperdiciado...
Besitos!!!!

Black Betty dijo...

El sitio se ve fantástico, aunque tiene nombre de refresco gaseoso!

miracle dijo...

Masmi cuando vas a acabar con el verano??? no ves que esas fotos donde el azul del cielo se junta con el azul del mar hacen daño ya en otoño???

Masmi dijo...

Gise: si, si, todo eso me enseñaron :-) y luego yo también me informé un poquito por mi cuenta, jajaja. Es muy bonito ver como se ha conservado el casco antiguo dentro de las murallas. Te recomiendo que vayas cuando puedas. Besitos.

Black Betty: no había caido en eso, jajaja!! ya estoy tan acostumbrado al nombre que ni lo pensé :-D

Miracle: Viste que azules?? Pero si, ya se acabo, este es el último :-)

conxa dijo...

ayy mi peñiscola amada!! este año aun no he ido, quizá el 9, que aqui es fiesta, la verdad es que tengo ganas de volver, ya sabes una vez al año por lo menos.

besos.

Muy bonitas las fotos, de verdad.

Masmi dijo...

Te han gustado?? Es que Peñiscola es preciosa, me gustó muchísimo. Y alojarse en el casco antiguo y poder disfrutar de esas callejuelas y de los locales que vi que habían por allí debe ser una maravilla.
Ojala puedas ir este día 9 y lo puedas disfrutar.
Besos!

Blanca dijo...

Que fotos tan presciosas. No te imaginas las ganas que me han entrado de conocer Peñíscola.
Un abrazo.

Masmi dijo...

Gracias Blanca! Te recomiendo que vayas cuando puedas. Besos!

aNaY dijo...

Peñiscola y su castillo del Papa Luna... uno de esos pequeños rincones del mundo que yo siempre llevaré en mi corazón :-) Qué bonito volverlo a ver a través de tus fotos!

Masmi dijo...

Muchas gracias, es un gran halago viniendo de ti.
No había estado nunca, imperdonable teniéndolo tan cerca, y descubrí un rincón precioso.

Nora dijo...

Realmente precioso!!!
Son todas hermosas las fotos!!!
Me llevo la 5 y la 11, hasta ahì me trasladè y me quedè

Bechotes con sabor a dulce de leche!!!

Masmi dijo...

Un lugar maravilloso! Tan cerca que lo he tenido y no había ido hasta ahora.
Muchos bechitos!
T.A.M.A.!